Importancia de las empresas de construcción para el desarrollo de un país

La construcción no es un proceso simple ya que se podría  decir que es el resultado de un conglomerado de actividades. Cuando se trata de construcción, se hace referencia a muchas labores que requieren coordinación, ya que con ellos se puede hacer realidad la construcción de tus sueños, empresas como Metal Buildings Contractors son un ejemplo de ello.

El sector de la construcción tiene gran importancia dentro de la economía de cualquier país. En una distribución sectorial, la construcción es una rama del sector secundario o industrial. El mayor avance en el uso de materiales se produce a finales del siglo XIX, cuando se desarrolla el hormigón o concreto armado, permitiendo que se inicien obras atrevidas y colosales, con gran avance tecnológico de los medios y sistemas constructivos.

Con el tiempo, el sector construcción ha pasado a tener gran relevancia para el desarrollo económico de un país. En general, en los países desarrollados representa cerca del 10% del total de la actividad económica, lo que frecuentemente le sitúa en el primer lugar como factor económico de mayor contribución a la renta y por tanto, al bienestar nacional.
Por tal razón, la industria de la construcción es uno de los sectores más importantes y dinámicos, por su estrecha vinculación con la creación de infraestructura básica de una sociedad, como puentes, carreteras, puertos, vías férreas, plantas de energía eléctrica, hidroeléctrica y termoeléctrica, así como sus correspondientes líneas de transmisión y distribución, presas, obras de irrigación, construcciones industriales y comerciales, instalaciones telefónicas y telegráficas, perforación de pozos, plantas petroquímicas e instalaciones de refinación y obras de edificación no residencial, entre otras.

Así mismo, está involucrada en la satisfacción de necesidades humanas, entre las que destacan servicios de suministro de agua potable, instalaciones de saneamiento, drenaje, pavimentación, obras de vivienda, hospitales y escuelas, de la misma forma desarrolla un fuerte impacto multiplicador en las diversas ramas industriales de la economía de un país.

Los factores anteriores hacen de la industria de la construcción sea el eje fundamental para el logro de objetivos económicos y sociales, así como en el mejoramiento de las condiciones de vida de la sociedad. Esta industria, como sector económico, está incluida en el Sistema de Cuentas Nacionales, y se relaciona con casi la mitad de las 72 ramas de actividad económica que contiene la Matriz de Insumo Producto, destacando entre ellas: industrias básicas de hierro o acero, otros productos de minerales no metálicos, cemento, aserraderos, canteras, arena, grava y arcilla, maquinaria y equipo no eléctrico, otros productos metálicos e industrias químicas, entre los más representativos.

La industria de la construcción está llevada a la satisfacción de las necesidades humanas. La participación de la construcción dentro del Producto Interno Bruto (P.I.B.), ha llegado a niveles cercanos a un 7% en los países en desarrollo, como es el caso de Colombia y Uruguay. Los países en desarrollo cuentan con un amplio mercado potencial debido a las grandes carencias de infraestructura, cuya satisfacción les permitirá la inserción más favorable de sus economías a un mundo cada vez más competitivo y globalizado.