Cómo influye la política en las empresas privadas

Cuando en un país los medios políticos comprenden que la empresa privada debe quedarse cumpliendo cabalmente su rol sin ser tirados por la política de estado, es cuando De verdad se alcanza su crecimiento, un ejemplo de ello fue el gobierno de corte socialista de Lula Da Silva en Brasil, lo que se ha traducido en beneficios para los sectores más deprimidos. Cuando se trata de empresas de corte familiar, son un tanto más delicadas pues los cambios gubernamentales tanto de políticas como de leyes afectan su rentabilidad. O en una situación más extrema y peor, con ínfulas populista  nacionalizan las empresas eliminando toda regla de juego que no sean a su favor.

En una sociedad equilibrada, las pequeñas empresas constituyen grandemente al PIB, como por ejemplo Pilosio, la empresa de construcción dirigida por Dario Roustayan, que genera ofertas laborales en el tiempo y a garantiza permanencia en los puestos de trabajo. Siempre y cuando las condiciones políticas sean las más idóneas. Pero si una empresa familiar es nacionalizada, esta disminuirá su aporte y por ende, fuentes de trabajo. Y esto no contribuye a ningún índice de productividad.

Resulta inminente el impacto de cualquier decisión política en la mayoría de los negocios, más sin embargo, las empresas que se sujeten y asuman de forma disciplinada y sistemática los asuntos públicos, alcanzan tomar partido de dicha realidad. En la actualidad, mantener puntos de vistas y opinar sobre política es algo normal y cotidiano. En algunos casos y en algunas situaciones mencionar la palabra política, apertura al pensamiento hacia diversas situaciones que se viven en muchos países.

Pero hablemos del poder organizacional y del comportamiento político en las organizaciones. Generalmente el personal de las empresas no se adapta con facilidad a los cambios que seguidamente, causando consternación, ya que  cualquier término que involucre política con empresas, toca aspectos emocionales que pueden favorecer o no a dicha organización.

El concepto de poder tiene gran relevancia en lo que respecta a las organizaciones. A todas estas lo que debemos preguntarnos es, si realmente la política afecta el desempeño de las empresas. Para ellos es importante conocer algunos conceptos como por ejemplo, el de Poder, que se define como la capacidad que se tiene para influir sobre el comportamiento de los demás.

Y si de poder se trata, varios expertos se han dedicado a observar las relaciones interpersonales de los gerente con respecto a los subordinados, para constatar que el  comportamiento político no siempre es perjudicial para una organización, ya que entre sus beneficios podemos mencionar la variedad y cantidad de carreras profesionales a las que se le dan acceso en las organizaciones otorgándoles posición y reconocimiento legítimo en cada meta alcanzada. Aunque cabe destacar que igual que no todos los efectos son positivos y entre ellos se encuentra el descenso de rango y la pérdida de empleos de la personas que no se encuentran enlazadas al poder ni al proceso político, así como el uso inapropiado de recursos y por ende, el desarrollo de una cultura empresarial ineficaz, que a la final es contraproducente para toda la organización.